lunes, 22 de noviembre de 2010

GORILAS DE DISTINTOS PELAJES...




En una extensa entrevista, José Pablo Feinmann,  el 21 de febrero de 2004 en La Nación, es consultado sobre la política impulsada por el gobierno. Responde que Kirchner no es peronista ni debe serlo y recomienda no seguir las ideas de Perón. Según este, el ex presidente llegó al poder para darle consistencia política a un hecho social que la había perdido:  las asambleas. Y agrega este pensador, que Kirchner no representa al peronismo porque las asambleas no eran peronistas.

Ya en nuestros días, Feinmann, no en la Nación sino en Pagina 12, opina que el Perón del regreso, dedicó sus mayores esfuerzos a perseguir y aniquilar a jóvenes peronistas, y agrega que esto lo llevó a cabo sin diferenciar entre armados y desarmados. Esta reflexión fue publicada a pocas horas del fallecimiento de  Néstor Kirchner. No llama la atención estas ideas si tenemos en cuenta el rechazo a la figura de Perón expuesto en la entrevista anterior.

En su maratónica recorrida por los medios (opositores y adeptos al gobierno) este paradigmático académico, no evitó oportunidad de comparar la figura del ex presidente Néstor Kirchner con la de Juan Domingo Perón observando que” Perón dejó como sucesores a una inepta y a un criminal paranoico. Kirchner, en cambio, a una mujer inteligente.” Y agrega que” la muerte lo sorprendió en pleno diálogo con la juventud.” En esta intencionada comparación reconoce en Kirchner al líder que transformó la realidad de los argentinos y dejó como legado una apertura para la participación política, pero desconoce la reivindicación de los jóvenes y de amplios sectores de la sociedad a Perón y sus ideas. Esta distorsión de la realidad que tiene Feinmann se observa también en otros intelectuales, algunos de ellos en franco apoyo a nuestro gobierno.

Dice también este pensador que cuando murió Perón el stablishment se asustó porque Perón era un guerrero de ese sector con los que negociaba”.  Según Feinmann,” Perón hacía la tarea sucia”, es decir Perón era un guerrero de la oligarquía.  Es interesante analizar este pensamiento de dónde surge este resentimiento  al referirse de esta manera hacia quien lideró el movimiento de masas más grande de Latinoamérica y defendió como nadie los intereses nacionales. Tras  la muerte de Néstor Kirchner  ocurrió unos de los hechos populares más trascendente de la historia argentina : se hizo expreso el amor de un pueblo hacia quien lideró la defensa de sus intereses y este líder, mal que le pese a Feinmann ERA PERONISTA, como es peronista el gobierno de Cristina F.de Kirchner.
Hace algunos meses cuando presentó , oportunamente, su obra sobre Perón, el filósofo mediático aclaró: “Hace tiempo no me identifico con el peronismo, porque el movimiento ha pasado por muchas identidades”. Causa gracia estos dichos en boca de quien estuvo muy cerca de Alfonsín y también coqueteó con la Alianza.

Vicente Silva


8 comentarios:

  1. Excelente análisis Vicente, muy claro para no dejarnos confundir.
    En Peronismo, filosofía política de una persistencia argentina I, si mal no recuerdo cap 4, 5 y/o 6 trata, mejor dicho mal trata, al Perón de los últimos años del primer gobierno, fantasea con perversiones del viejo con las niñas de la UES, lo trata de imprudente político y de no haber sabido manejar la batalla contra la iglesia y hasta se atreve a llamarlo cobarde por exiliarse al paraguay en el 55.
    Feinmann va a tener que hacer muchas cosas mas que darnos literatura oportunista antes de convencernos que es uno de los nuestros.
    Muy bueno el blog, abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me prsento, mi nombre es Germán.

    Por qué se empeñan en defender la figura de Perón?

    La historia demostró que Perón fue quien supo gobernar durante los años de sus dos primeras presidencias y que fue quien supo otorgarle a la clase trabajadora toda una serie de derechos que anteriormente le eran negados. Aplaudo eso.

    Pero la historia también demostró que Perón fué el único que tuvo la posibilidad de llevar este país hacia algo parecido al socialismo, hacia algo parecido a lo que fueron los años de Allende en Chile, hacia la expropiación de tierras a la oligarquía, y sin embargo se empeñó en que eso no pasara. Se empeñó en desacreditar a uno de los hombres más inteligentes que tuvo el movimiento como lo fue Cooke, a quién en un principió le delegó la jefatura del movimiento pero después lo dejó en el olvido. Se empeñó en desacreditar a la juventud que fue la que lo hizo volver del exilio y que fue la que hizo posible una resistencia para levantar la proscripción al peronismo, esa juventud que no era conformista como sí lo eran los sectores sindicales. Un perón que puso al frente de su ministerio más representativo (Bienestar Social) a uno de los hombres más nefastos de la historia argentina: Lopez Rega.

    Estoy seguro que no estoy diciendo nada que no sepan, pero no entiendo. No entiendo cómo siguen invocando la figura de Perón después de tantos hechos demostrados.

    Tiene razón feinmann cuando dice que Kirchner falleció en un momento de diálogo con los jóvenes y que dejó a una mujer muy inteligente al frente del gobierno. Y no sé en qué te basas para decir que Perón también reivindicó a los jóvenes, cuando, en realidad, los glorificó mientras estos le fueron funcionales, como escudo humano, hasta el momento de su elección en el 73´ y después los persiguió y secuestró con la triple A.

    Por lo tanto cuando ustedes se identifican con el peronismo parece que olvidan gran parte de la historia de su movimiento.
    Y por qué entienden el apoyo que Sabbatella da a Cristina como un infiltrado oportunista que quiere robarles el aparato?
    Bien harían ustedes en alentar a gente como Sabbatella a que ingrese al movimiento, bien harían en presionar a Cristina para que se incline por gente como Sabbatella y no como Scioli, porque de esa forma el movimiento peronista va a poder asemejarse al de los años 45´ y diferenciarse del de los años 74´.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quiero felisitrlo por sus bin dichos

      Eliminar
  3. Hola, soy Tilo de 70 años:

    El anterior gobierno y el actual, sin dudas lo mejor que le ha ocurrido en nuestro país en los últimos 50 años, abreva en los orígenes del peronismo, pero - hasta donde le sea posible - deja de lado al rejunte al que se empeñan en denominar Movimiento, admitiendo que abarca desde la izquierda hasta la extrema derecha.
    Piensen con un poco de tranquilidad y sin pasionismo: ¿Creen que los Menem, los Duhalde, Solá, de Narváez, de la Sota, Scioli, Macri y tanto otro retazo de liquidación son peronistas?

    Se me ocurre disparatado y absurdo. Por lo tanto, también cabe aplicar al viejo General el correctivo cuando él mismo, a pesar de 18 años de exilio que aparentemente no empleó en nada útil, regresó para - antes de morir - dar el puntapié inicial del Gran Infierno Argentino.

    Sin dudas, el Peronismo brilló casi hasta la desaparición de Eva. Lo que vino después, sólo vale tenerlo en cuenta para nunca más cometer semejantes macanas. Y también para comprender de una buena vez que el gorilaje recalcitrante con todos lo que lo representan, es el verdadero enemigo nuestro y de nuestro País.

    ResponderEliminar
  4. Vicente: comparto en gran parte tu post, que creo que recobra actualidad hoy con el reportaje a Feinmann en La Nación. Y para Tilo, si llega a leer esto: el puntapié inicial del Gran Infierno Argentino no lo dio Perón, lo dieron los gorilas del '55. Que además de sus crimenes introdujeron las "enseñanzas" de los franceses de Argelia sobre la "guerra contrarrevolucionaria", que Perón quiso impedir que se aplicara aquí mientras le dio el cuero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante el blog y más interesante los comentarios. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante el blog y más interesante los comentarios. Gracias.

    ResponderEliminar