lunes, 15 de noviembre de 2010

RELECTURA DE LOS ACONTECIMIENTOS


El 28/10/2010, me llegó vía mail un artículo titulado “Empalagosa hipocresía” a raíz de la muerte de Néstor Kirchner, de Nicolás Kasanzew.
Para los de mi edad que lo recuerdan, es el tristemente célebre cronista que viajó a Malvinas en 1982, como la vos oficial del canal estatal (en aquella época: de los milicos) y que trató de ocultar las barbaridades ocurridas en esas islas argentinas durante el conflicto armado con Inglaterra.
Con esos antecedentes no esperaba nada de este personaje nefasto, pero como el que lo reenvió si era una persona de mi mayor cariño, con la tristeza y la bronca de ese momento, intenté leerlo.
Algunas de las “reflexiones” eran las siguientes
…Siempre creí que la muerte no convierte a un miserable en buena persona sino en un miserable muerto.

…Néstor Kirchner fue, según mi exclusiva e intransferible opinión, una persona malvada,  vengativa y mezquina. Un tipo básicamente destructivo y profundamente egoísta.
 
…No me animé a sintonizar Canal 7 por temor al shock melífluo.

Además del odio visceral que se lee en este artículo, que me retrotrajo a viejas épocas del antiperonismo, que llegó a escribir en las paredes “viva el cáncer” para referirse a la muerte de Evita, lo que más me dolió fue que me lo haya reenviado una persona querida, con la cual hemos compartido momentos políticos duros y aunque siempre con diferencias, creí que temíamos una visión más cercana.

Quiero compartir es este espacio con todos mis compañeros las reflexiones que le reenvié a mi amigo:

“Lamento no coincidir en nada respecto a la nota que adjuntaste.
Estuve en la plaza y vi con mis propios ojos el dolor de los más humildes y sobre todo de los jóvenes, los cuales por razones seguramente que tienen que ver con nuestras propias miserias, se habían alejado del peronismo.
Si bien es cierto que se produce una revalorización a veces injustificada de "todo" lo realizado por una persona cuando muere "en el poder", también es cierto que con los años que tenemos de peronistas debemos reconocer, cuando vemos estos acontecimientos, que forman parte de la historia de nuestro pueblo y que hay que estar acompañándolos.
Y finalmente, esta muerte me ha servido para poner en práctica lo que aprendí en materia literaria: lo fundamental que resulta la "relectura". Toda la parafernalia generada por los medios (a favor o en contra), me ha servido para rever y reanalizar muchas de las intervenciones de Kirchner, que si no hubiera sido por su muerte hubieran quedado sepultadas como todo lo que "producen" los medios. Esa relectura me permitió revalorizar muchos hechos, que me acercaron aún más a comprender sus valientes decisiones, sin dejar de reconocer los errores, pero enmarcándolos en un momento de quiebre histórico, de la reasunción y reivindicación de la política como herramienta de cambio social.
Bueno amigo, solo el tiempo y la calma de las aguas nos mostrará cuan cerca o lejos estaremos en el futuro. Lo único que te pido es una "relectura" sin prejuicios, y seguramente estaremos mucho más cerca que lejos en nuestro pensamiento.”

Gracias a todos los compañeros peronistas y en especial a los de mi Agrupación por “poner en su lugar” las cosas, por mitigar el dolor de una gran pérdida y por transmitir constantemente la esperanza de que las banderas de Juan Perón, Eva Perón y Néstor Kirchner están flameando permanentemente en el cielo argentino.

Jorge Vilarrasa
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada